13, diciembre, 2018

“Una historia real”, la película

“Una historia real” ha iniciado un intenso debate en casa sobre el valor de la verdad, el gancho de la belleza y la percepción de bondad.

A los niños siempre les decimos que no se miente. La verdad es un valor. Y la belleza, otro. Pero, ¿y si tuviéramos que elegir?

Queremos saber la verdad para conocer la realidad de nuestro alrededor. Y queremos la belleza (en el sentido amplio de la palabra) para sentirnos confortables con esa realidad.

Exigimos a los periodistas que nos cuenten lo que ocurre en el mundo, pero les exigimos que lo hagan bien, con belleza, con buenas fotos y buenas frases. Por eso se distingue a un buen periodista: porque escribe bien. La veracidad se le presupone.

Pero, ¿qué ocurriría si el propio periodista cede ante el embrujo de la belleza, ante la seducción del sensacionalismo dejando de lado a la verdad, maquillándola, quitando un poco de aquí y poniéndolo allí? Pues que pierde su credibilidad, su trabajo y su futuro. Y eso es lo que le pasa al protagonista de “Una historia real“. Que confundió verdad con belleza. 

una historia real

Pero la película no se queda ahí. Presuponemos que la verdad es buena, es lo que queremos oír. Pero, ¿y si la verdad es horripilante? Hablemos de asesinatos. En la película hay un hombre detenido por asesinar a su mujer y a sus hijos. La verdad en este caso es horrible. Pero si la contamos con belleza, ¿podemos olvidarnos de la maldad y confundirla con la bondad?

Sobre todo en el arte tendemos a confundir belleza con bondad. En la película, la mujer del periodista pone un ejemplo con una bella canción que compuso un hombre que asesinó a su mujer de una manera pasmosa. El propio asesino adornó con todo lujo de detalles su terrorífico crimen ante el jurado para convertirlo en un bello relato (que no le quitaba lo terrorífico). Pero en la realidad podemos encontrar más ejemplos: Picasso, por ejemplo, trataba muy mal a su familia y sin embargo todos adoramos su arte sin censurarle.

Así que, este silogismo puede llevarnos a concluir que es habitual confundir verdad con bondad.

Y, permitidme que pregunte: ¿Qué valor prima más en la sociedad: verdad, belleza o bondad? ¿La verdad de un periodista fiel a la realidad, la belleza de una pieza de arte o simplemente de un texto bien escrito o la bondad de un hombre que no ha asesinado a nadie y es culpado sin razón? ¿Y puede un hombre limpiar su nombre escribiendo bien o realizando arte? ¿Creéis que los periódicos, instituciones de la verdad, cogerían piezas escritas por un hombre que ha mentido (manipulado) en su propio juicio solo porque escribe con belleza? ¿Nos gustaría que eso pasara en nuestra sociedad ideal? ¿Nos gustaría enseñar eso a nuestros hijos?

¿Y si esta película no fuera una historia real como dice su título que es? ¿Y si fuera ficción?

Os recomiendo encarecidamente esta película si queréis adentraros en este jugoso debate en el que verdad, bondad y belleza se entremezclan enturbiando los límites que los separan. La película no está recomendada para menores de 12 años y está basada en el libro del propio Michael Finkel. Es este:

¿Cuáles son vuestras conclusiones? ¿Qué opináis?

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Nelia Higueras + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web proyectomenteslibres.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.