13, marzo, 2019

Usemos la publicidad para educar

publicidad para educar

El gobierno colombiano está usando las tácticas publicitarias para ganar una guerra. Y eso hace que yo me pregunte, ¿por qué nosotros no hacemos lo mismo con la guerra que tenemos en casa, con la guerra de la educación? ¿Por qué no usamos las tácticas emocionales de la publicidad para educar en historia, ciencia, filosofía o matemáticas?

¿Por qué nosotros no podemos atraer con las emociones a nuestros alumnos o hijos hacia los grandes pensadores o creadores de la historia? Tal vez penséis que las emociones están fuera de los experimentos científicos o de los grandes inventos, pero permitidme este planteamiento: ¿No surgen acaso todas las ideas de una frustración, de una falta en nuestra vida que nos impide o que no nos permite hacer aquello con lo que soñamos? ¿No surgen todas las ideas de los grandes pensadores a raíz de una observación del mundo y de una indignación con aquello que nos hace más humanos? Sin esta necesidad descubierta es imposible imaginar soluciones. Así como sin esa emoción que nos provoca la realidad es imposible inventar otra nueva, mejor, más avanzada.

Las emociones forman parte de nuestra vida en todas las decisiones que tomamos y por eso es importante conocer cómo se ha movido el mundo y por qué a lo largo de la historia. Porque eso nos ayudará a ser más conscientes de nuestras propias decisiones, a decidir mejor, a ser más sensatos, porque conocemos el mundo emocional.

El ejemplo de Colombia es bien claro. Hay una guerra declarada. Las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), un declarado grupo terrorista marxista-leninsita, operan en la mayor parte de Colombia causando estragos. El objetivo del gobierno es su disolución y para esto es para lo que están usando la publicidad enviando mensajes emocionales a la milicia para que sean ellos mismos los que decidan abandonar las armas y volver a casa, cambiando su voluntad. Lo que están consiguiendo es desarmar la milicia desde abajo, desde los guerrilleros.

Mi pregunta es: Si un mensaje anónimo de amor puede despertar en un guerrillero la empatía y proyectarla en sus sentimientos sobre su familia y la gente a la que ha abandonado, ¿por qué no iban a despertar las mismas pasiones en los niños las grandes historias de descubrimientos, inventos o pensamientos? Tenemos mucho que aprender de la historia porque los problemas que vivieron nuestros antepasados son los mismos que los nuestros si no aprendemos de ellos.

Por ejemplo: todo el mundo piensa acerca de la razón de la existencia en determinados momentos de su vida. Y eso ocurrió en el pasado también. La prueba es cuánto hay escrito sobre el tema. ¿Por qué no contarle alguna de estas historias a nuestros hijos o alumnos cuando llegue el momento adecuado para motivarles a coger un libro o una película?

Una historia emocional que llega en un momento clave provoca un impacto mucho más intenso que un dato suelto sin escuchar las necesidades del niño. 

Tenemos mucho que aprender del cine y de la publicidad en este sentido. Tenemos un poder inmenso que puede usarse para el bien. El uso de la publicidad para educar es posible y necesario. Hemos de aprender a contar historias, como los antiguos trovadores, historias enriquecedoras, que aporten soluciones al mundo de nuestros chicos. Y digo a su mundo y no al nuestro. No hablo de un temario que deben aprender sino de algo que tenga sentido para ellos, algo que necesiten saber. 

¿Qué necesidades tienen nuestros chicos en este preciso momento? ¿Hemos hablado con ellos? ¿Cuáles son sus preocupaciones? 

Seguro que algunos de nuestros conocimientos pueden ayudarles. Solo hay que estar muy atento.

Escuchemos.

 

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Nelia Higueras + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web proyectomenteslibres.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.