14, marzo, 2019

Orwell y Huxley: el presente de tus hijos

orwell y huxley

Padres, profesores: estoy segura de que cuando erais más jóvenes os preguntabais cómo sería el futuro. Y entonces cayeron en vuestras manos libros de ciencia-ficción como 1984 o Un Mundo Feliz. Esos libros os mostraban un futuro demasiado irreal, apocalíptico, un mundo en el que las máquinas consiguieron despojar de humanidad a los humanos y apropiarse de esa humanidad conquistada y artificial en sus propios circuitos.

Pues bien. Quiero deciros, humanos, que las profecías se han hecho realidad. Bienvenidos a vuestro temido futuro:

orwell y huxley

El poder ha descubierto que la publicidad emocional consigue sus altos objetivos de una manera amable y ha decidido seguir su camino, en lugar de optar por la violencia y la mano dura, tan habitual en las viejas dictaduras.

Pero en lo que quizás hayamos perdido más es en que lo damos todo por supuesto. La conversación ha sido sustituida por un monólogo en el que nos hemos acostumbrado a agachar la cabeza sin plantearnos lo que nos ocurre. Como dice Bauman, ya no hablamos si no es para hacerlo con un lenguaje sádico, violento, acusando, sin dar opción al diálogo. Solo a la amenaza del odio si piensas diferente. Y yo me pregunto: ¿es esto un pensamiento? ¿algo tan árido y tan poco razonable (razonable entendido como algo que apenas admite la posibilidad de razonarlo, de pensarlo, cambiarlo, idearlo, contrastarlo)?

El futuro que más temían Orwell y Huxley ha llegado y quiero que tengáis en cuenta que vuestro temido futuro es el presente de vuestros hijos. Es lo único que ellos han conocido. Pensad cómo seríais si solo hubierais vivido en cualquiera de esos dos libros. Pensad cómo son vuestros hijos.

Las reglas del juego han cambiado. Mucho. Muchísimo. Y esas son las reglas que hemos de jugar si queremos estar en la onda. Y lo queremos, por nuestros hijos. Queremos estar en el mismo mundo que nuestros hijos, eso está claro. Lo que vosotros vivisteis ya es historia. Vuestra manera de comunicaros es del siglo pasado, literalmente. Cómo veis las cosas, cómo entendéis el mundo,… ¡El mundo ya no es así! Releed a Huxley y a Orwell. Y después os invito a remirar y repensar el mundo como si fuerais marcianos recién aterrizados. Escuchad a los políticos, estudiad la programación televisiva, indagad en los mensajes de Facebook, id al cine con vuestros hijos (a ver lo que ellos quieran) y sobre todo preguntadles cosas (cómo les ha ido el día, qué les ha gustado hoy de Facebook, por qué quieren ver tal o cual película o quién es su youtuber favorito). Indagad todo lo que podáis. 

Seguro que vosotros tenéis argumentos de algún filósofo de esos del siglo pasado (o muy anterior) que puedan explicar los comportamientos de vuestros hijos o alumnos, o que puedan ayudar a entender mejor la vida. Tal vez, si lográis establecer una conexión, podáis compartir estos libros, pero os queda un largo camino por delante antes.

Debemos comprender plenamente su mundo antes de imponer nuestros conocimientos. Comprender para poder mostrarles que el replanteamiento de los principios y valores es posible, comprender primero para intuir qué podrían necesitar para ser un poco más libres. Porque ahora, hace mil años y dentro de diez mil, a lo que debemos aspirar siempre es a la libertad. Nuestra responsabilidad es gestionar nuestra libertad con valor y honestidad.

Y este Mundo Feliz no ayuda mucho. La verdad es que lo tienen bien difícil. Todos lo empezamos a tener bastante complicado. Nos hemos convertido en víctimas del sistema, víctimas de nuestro propio hedonismo. Y reducimos constantemente la capacidad de nuestro cerebro a romper esas cadenas. Nos la reducimos nosotros y les limitamos a ellos (quitándoles todas las asignaturas de humanidades en las clases, por ejemplo).

¿Cómo van a ser ellos capaces si nosotros no somos su ejemplo? ¿Si nosotros estamos esclavizándonos a la tecnología, a las redes sociales y a los memes tanto como ellos?

Propongo volver a la conversación. De esa repensada y sosegada en la que se veía factible aprender del ojo ajeno. Pero propongo hacerlo con nuestros hijos. Lo que ellos tienen que decir es REALMENTE importante. Escuchémosles. Ellos están en el ojo del huracán y desde ahí se pueden ver muchas cosas. Y, más importante, ellos son nuestro futuro. Ellos son quienes pueden cambiar el mundo.

¿En qué queremos convertirlo?

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Nelia Higueras + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web proyectomenteslibres.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.