15, octubre, 2018

Los beneficios del Movimiento Slow

He leído un artículo en El Mundo acerca de la competitividad que se les inculca desde la guardería para que se codeen con los mejores contactos para su futuro desde los 3 años. Yo tengo 34 y tan solo de leer el artículo no he podido imaginar soportar esa presión. La idea es entrenarlos para una vida asalvajada y árida en la gran ciudad. Una vida que va mucho más rápido de lo que cualquiera de nosotros pueda imaginar. Desde los 3 años ya deben tener las amistades correctas para generar valor. Pero ¡si hay hasta coaching para bebés!

Y hay que empezar tan pronto porque nos falta el tiempo. Ahora con 22, los chicos tienen que salir con 2 carreras, en lugar de una, y con un máster si es posible. Antes la experiencia laboral empezaba a los 14. Si ahora empezamos a los 25, parece razonable que debamos ampliar nuestra edad de jubilación. Porque una vez más ¡no nos da tiempo!

Antes de acabar de estresaros y de que cerreis mi página, os invito a parar. ¿A parar? ¿Cuando nos falta el tiempo? Sí, seamos paradójicamente orientales. Paremos para escuchar y pensar. No se puede hacer de otra manera.

movimiento slowAntes de existir Internet y los medios de comunicación la gente también vivía y trabajaba. Tenían trabajos que no tenían nada que ver con las máquinas. Trabajaban con sus manos de sol a sol y luego se iban a descansar con su familia. La  familia era un refugio en el que todos se apoyaban y protegían de las inclemencias externas. Luego llegó la revolución industrial y la gente se asustó porque pensó que si las máquinas le quitaban el trabajo, ellos no tendrían futuro. Se especuló con que podríamos vivir trabajando unas dos horas al día. Pero alguna mente diabólica pensó que eso sería la perdición del hombre, que el trabajo dignificaba y que los horarios debían mantenerse. Así que se inventaron nuevos trabajos. Relacionados con toda esa maquinaria nueva que se estaba creando. Y aprendimos, aprendimos mucho a realizar otras tareas y a estar siempre ocupados. Aunque esas tareas dieran menos sentido a nuestras vidas. Quiero decir: ya no cazábamos para comer, sino apretábamos tornillos de la puerta izquierda de un coche de sol a sol para obtener un jornal, un sueldo que nos permitiera comprar esa comida que ya no tenemos que cazar. Esa comida y también, si vivimos solos, por qué no, protección en forma de alarma. Esto provocó que nos volviéramos más individualistas y que nos alejáramos de la realidad.

Y tanto nos hemos alejado de la realidad que ahora pagamos a un coach 400 € para que nos oriente en el futuro de nuestro bebé de 3 años. 

Y yo, a estas alturas, tengo algunas preguntas para vosotros:

  • ¿Queréis que vuestro hijo sea feliz o que tenga mucho dinero?
  • ¿Queréis potenciar su inteligencia o sus contactos?
  • ¿Queréis que aprenda o que saque buenas notas?
  • ¿Queréis que sea libre o esclavo?

Yo sé lo que quiero para mi hijo. Lo que no sé es si vosotros querréis lo mismo para los vuestros. Y si tal vez, al conseguir nuestro objetivo, nos arrepintamos de las decisiones tomadas. Yo quiero que mi hijo sea feliz y libre, que sea culto y prefiero valorar su inteligencia por encima de los contactos. Tal vez esta no es la decisión de estos padres que se gastan el dinero que no tienen en que sus hijos den clase con el príncipe tal o cual, pero yo prefiero que haya visto poner un huevo a una gallina, por ejemplo.

Todo esto viene porque sé muy bien que yo no soy la única. Sé que hay un movimiento que se llama Movimiento Slow que consiste en replantearse todo (absolutamente todo) en la vida para vivir de manera más sosegada. ¿Y sabéis que ocurre cuando esto se practica? ¡Sorprendentemente ganamos tiempo! Disfrutamos todo más y tenemos más tiempo para nosotros mismos.

Una parte del Movimiento Slow tiene que ver con la televisión. Carl Honoré nos cuenta en su libro Elogio de la lentitud (AMBITO PERSONAL) cómo una familia guarda su tele debajo de la escalera y cómo sus hijos empiezan a bailar, practicar ejercicios, leer, jugar a juegos tradicionales y hacer tantas otras cosas que la televisión y su poder hipnótico no te deja hacer. ¿Os gustaría probarlo?

movimiento slowFijaos cómo vuestra tele está en un punto estratégico en vuestro salón y cómo absorbe todo cuanto está próximo a ella. Fijaos cómo la encendéis nada más llegar del trabajo casi sin hablar con vuestra familia y cómo hacéis callar a vuestros hijos para oír bien las noticias. ¿Todo esto os gusta? Y vayamos un poco más lejos: ¿todo esto beneficia de algún modo a vuestros hijos? Ya sea con el ejemplo o con el conocimiento adquirido.

Hoy quiero invitaros, para empezar, a deshaceros de la tele (o, al menos, a limitar su uso).

Sé que es difícil plantearse algo así pero yo me sé un truquito que me ha enseñado Elsa Punset en este vídeo. Atentos:

Ahora ha llegado el momento de que te pongas en marcha. ¿Me cuentas qué tal te ha ido cuando lo practiques?

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Nelia Higueras + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web proyectomenteslibres.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.