13, diciembre, 2018

Los Simpson y la sociedad

Muchos niños son fanáticos de esta familia que lleva 25 años entreteniéndonos con sus aventuras. ¿Y qué hay de malo? ¡Si son muy divertidos! Unos dibujos animados ingenuos, como todos, para entretener a los niños, con esos colores tan vivos y solo cuatro dedos.

¿Ingenuos? Noooooo. Valoremos la dicotomía de Los Simpson y la sociedad:

Detrás de cada capítulo hay verdaderos golpes de Estado a la vida tal cual la conocemos y eso nos hace gracia porque es irreverente, y porque sabemos cuál es la crítica mordaz y dónde está el sarcasmo. Y aquí hemos llegado a la palabra mágica: “sarcasmo”. Los niños no entienden el sarcasmo. En eso consiste su ingenuidad. Ellos están aprendiendo a ver la realidad y para eso absorben información de cómo se comporta la gente de su entorno y de cómo se comporta la gente en la televisión, en las series. No entienden que alguien haga las cosas mal para reírse de que la realidad está mal. Lo que hay que hacer es hacer las cosas bien, como te enseñan los papás y el cole.

Imaginemos por un momento que no existe el sarcasmo, que lo que transmiten los dibujos fuera una realidad (que es justo lo que los niños perciben).

Tenemos como protagonista a un simio descerebrado que trata mal a sus hijos incomprendidos, que tiene una escala de valores nula, roba a mendigos, miente, es analfabeto, completamente inútil en su trabajo, es sedentario, adora la tele, compra a sus hijos con regalos, no respeta la ley porque le parece un rollo. Es irresponsable, no tiene conciencia, se enorgullece de no leer y no hace esfuerzos por conseguir nada. ¿Dejaríais solos a vuestros hijos con alguien como él?

Lo sé: es una crítica. ¡Pero los niños no lo entienden! Y pueden llegar a pensar que este tipo de comportamientos son normales.

Los Simpson y la sociedadPero lo peor no es esto. Estos capítulos de 20 minutos se basan en la premisa de querer cambiar pero, al final, llegar siempre a la conclusión de que es mejor no hacerlo. Rechazando todas las herramientas que les facilitaría el cambio como el trabajo, el cole o la religión. Todo eso es caca y de ahí no se aprende nada. Es más, se critica a quién lo hace: los empresarios son malos, malísimos y los creyentes buenos-tontos. Lo que estoy intentando decir es que Los Simpson están en contra del crecimiento, de la evolución personal. Sin ir más lejos, los personajes llevan 25 años sin crecer (a pesar de que celebran sus cumpleaños). Y no lo hacen porque nos cuesta progresar de esta sociedad que está enferma de sarcasmo y que ya no atiende a valores.

Eso nos hace gracia, porque nunca aprenden, pero nos olvidamos de que nosotros tampoco y Los Simpson y la sociedad nos ayudan un poquito más a quedarnos en este bucle vicioso que ya no tiene nada nuevo que enseñarnos.

¿Qué puedes hacer tú?

Yo no creo en la prohibición. No creo en crear una burbuja alrededor del niño para evitarle todo lo pernicioso, creo en las vacunas que le fortalezcan. ¿Se entiende esta metáfora? Aunque, por supuesto, estas vacunas deben ponerse a determinada edad, cuando la fortaleza del niño lo puede soportar.

  • Háblale de cuánto te gusta tu trabajo y por qué, de tus posibilidades de progresar en tu carrera y también personalmente, de cuánto aprendes y cuánto te gusta.
  • Enséñale que disfrutar del cole y de aprender es divertido.
  • Busca planes en tu zona para niños en los que aprendan a hacer manualidades o cerámica, o cualquier otra cosa nueva y excitante.
  • Sácalos de la tele. No dejes que la tele sea su niñera ni que vean que tu familia se parece a la de Homer.
  • Cómprales esas cámaras para hacer stop-motion de manera casera. Deja que sean ellos quienes creen sus propias historias. trabaja con ellos y verás cuán divertido puede ser.
  • Háblales de las religiones. Abre un nuevo mundo ante ellos: el de las creencias.
  • Planea siempre cosas nuevas. Permite que prueben, que experimenten y que descubran.

No todo les gustará, pero puede que encuentres su talento innato.

(Imágenes de FOx Tv)

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

1 Comentario

  1. David Núñez

    La mayor tontería leída en mucho tiempo. Mi mas sincera enhorabuena, viendo lo que se escribe hoy en día era complicado

    Reply

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Nelia Higueras + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web proyectomenteslibres.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.