13, diciembre, 2018

La nociva presencia de tus hijos en Facebook

hijos en facebook

Nos hemos acostumbrado a compartir nuestras vidas en las redes sociales. Y, cuando a estas llega un hijo, sentimos el irrefrenable deseo de hacer lo mismo. Hemos asimilado una rutina, la de compartir, que nos resulta imposible saltarnos cuando ese pequeño ser invade la totalidad de nuestras vidas.

Pero, ¿qué hay de bueno o malo de publicar las fotos de nuestros hijos en Facebook?

Seguro que ya has oído hablar del morphing, esa técnica en la que unos delincuentes cogen las fotos de tus hijos y realizan montajes fotográficos obscenos con ellas. Yo quiero hablarte de dos cosas: su privacidad y el ejemplo que les estás dando.

Privacidad

Cuando publicas fotos de tus hijos en Facebook, la ilusión, el orgullo, la emoción son tuyas, pero la imagen, la privacidad, la intimidad en la que hacen lo que hacen ¡es suya! Tú se la estás robando.

Ellos están bailando, haciendo muecas o conversando en un entorno seguro (en casa con sus padres) y tú estás rompiendo esa privacidad para enseñarles a todo el mundo lo gracioso que está tu hijo. Una gracia que, por otro lado, puede ser malinterpretada por seres malvados y convertida en memes o en virales. Y eso no desaparecerá jamás. ¿Qué pasará cuando tu hijo busque trabajo o encuentre novia y le busquen en Google encontrado aquel vídeo tan gracioso para ti o vergonzante para él?

Tú estás vulnerando su privacidad para satisfacer tu orgullo paternal. Y lo estás haciendo para toda su vida. Google está aquí para quedarse. Y Facebook. E Instagram. Y todas las redes sociales. Y aunque intentes borrarlas en un futuro, nunca conseguirás eliminar todo su rastro.

El ejemplo que estás dando

Los niños no nacen con la necesidad de publicar su vida en las redes. ¡Lo aprenden de nosotros! Si sus padres, desde que ellos pueden recordar, tienen el móvil en la mano, no cesan de hacer fotos y vídeos, y de publicarlos, los niños entienden (como es normal) que eso es algo importante.

Luego nos sorprende que quieran usarlo y que sepan ampliar fotos. Ellos solo nos imitan. Y, cuando crezcan, querrán también publicar sus vidas por ellos mismos. Y entonces les diremos “ah, no, no puedes”. ¿Y por qué no, si tú lo haces, mami? Si tú publicas fotos de tus hijos en Facebook. ¿Qué piensas responder a eso? ¿Por qué ellos no pueden y tú sí?

¿Quieres hacerlo a pesar de todo?

Aquí algunos consejos:

  • No publiques sus nombres, ni sus colegios, ni tu casa, ni tu trabajo, ni tus horarios, ni tu matrícula de coche. En ninguna red social, ni de manera pública o privada. Nunca sabes de quién te puedes fiar.
  • No les saques desnudos.
  • Asegúrate de que las fotos no estén geolocalizadas, ni que salgan espacios reconocibles como parques o calles.
  • No las subas a bancos de imágenes, ni en alta resolución.
  • Aprovéchate de redes sociales menos usadas y más seguras como Snapchat o herramientas como Xpire, en las que las imágenes desaparecen tras 24 horas o el tiempo que tú quieras. O abre un blog privado con contraseña para familiares.
  • Piensa mal. ¿Crees que esa foto de tu hijo tan graciosa podría convertirse en un meme o en un viral? Si es así, ¿estás seguro de que quieres hacerle eso a tu hijo?
  • Advierte a las personas con quienes compartas las fotos que son privadas, que no las distribuyan, ni las suban a Facebook o a YouTube.
  • Y, por favor, sé prudente y comedido con la frecuencia de tus publicaciones. La frecuencia puede provocar que tú te sientas más inmune frente a los riesgos.

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Nelia Higueras + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web proyectomenteslibres.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.