13, marzo, 2019

“Guapa, lista y formal” La presión social que sufren las adolescentes

Photo Credit To Please via photopin (license)

Si alguien os preguntara a vosotros, padres, qué pide la sociedad de vuestros hijos, o incluso de vosotros mismos, estoy segura de que vosotros tendríais una respuesta más o menos elaborada. Y la tenéis porque los medios de comunicación se encargan a todas horas de decirnos qué es aceptado y qué no. Estamos tan acostumbrados a oír ese discurso que casi ni nos damos cuenta de que nos están programando con él día y noche. Y esta presión social influye también en nuestras adolescentes.

¿Cómo lo hacen?

Aprendemos de los medios como estamos acostumbrados a aprender desde que nacemos: por imitación. Los medios de comunicación nos muestran qué debemos desear por ejemplo cuando vemos un cuerpo escultural en un anuncio de perfumes. Te están diciendo: “ponte este perfume y siéntete sexy”. Y también “esto es un cuerpo sexy”. Nos seducen al tiempo que nos enseñan. 

Vemos iconos de la música bailar ritmos sexuales con prendas que realzan los objetos de deseo y echamos en falta que las grandes mentes de nuestra época aparezcan en nuestras pantallas. Gracias a la repetición, estos ritmos sexuales se hacen hueco en nuestras mentes fomentando posteriormente su imitación y roban el hueco para que otros ídolos puedan asentarse en nuestras cabecitas.

Los chicos también ven todas estas señales y ellos son, si cabe, más volubles que nosotros porque todavía no tienen definida su personalidad y están abiertos a probarlo todo para ver si les encaja o no. Y eso está bien, pero también es peligroso.

Hoy quiero centrarme en las niñas, más que en ambos, porque he leído a Mary Pipher y me ha hecho pensar. Mirad cómo define ella la presión social que sufren las adolescentes:

“Sé bella, pero la belleza es superficial. Sé sexy, pero no atrevida. Sé independiente, pero amable. Sé inteligente, pero no tanto como para que los chicos se sientan intimidados.”


Estas frases son juicios. Presión social a la que cada día se someten las adolescentes que de repente han descubierto que la gente, todo el mundo, opina sobre ellas y sobre sus vidas y no saben qué hacer. No saben cómo comportarse ni qué hacer con todo lo que llevaban aprendido desde que nacieron. Así que, como dijo Simone de Beauvoir, “dejan de ser y comienzan a parecer”. Y eso les provoca a la mayoría depresiones; comienzan a sacar malas notas, se aíslan y empiezan a probar las drogas y el alcohol.

  • Sobre la belleza. Las chicas quieren ser guapas porque los medios de comunicación han asociado la belleza al triunfo social. Las mujeres guapas consiguen más cosas, éxito, reconocimiento, novios mejores,… cosas. Pero… (y siempre hay un pero) puedes ser tan guapa que parezcas tonta, y eso no le gusta a la “sociedad”, o puedes ser tan guapa que la gente interprete que hayas conseguido tus logros por caminos poco enaltecedores. ¡Guau! Esto nos dice dos cosas:
    • Te plantea la pregunta de si tú eres lo suficientemente guapa. En una época tan insegura como en la adolescencia el 90% diría que no. ¿Y qué hacer entonces? ¿Estás gorda? Pues deja de comer. Y eso hacen.
    • Siempre hay alguien que no necesita mucho esfuerzo para sacar su belleza natural y que es popular, apreciada por los chicos y no tiene problemas de autoestima. Pero entonces ya se encargan los otros de atacarla por otros medios. Tal vez sea una chica fácil porque tiene miedo de que, si lo pone un poco difícil, la dejen de lado. La etiqueta le estaba esperando.
  • presión socialSobre la sexualidad. En la adolescencia aparecen los deseos sexuales y uno no sabe muy bien qué hacer con ellos. Los chicos lo tienen fácil porque ellos no son juzgados, pero, ¿y ellas? ¿Cuántos casos hay de chicas que son violadas, filmadas y, posteriormente, humilladas públicamente al hacerse públicas las fotografías del acto? Podemos recordar el caso de la chica de Málaga o el de Rehtaeh Parsons, con diferentes resultados. Y esto es lo que pasa en la vida real mientras, en la vida de los medios de comunicación, Beyoncé sigue con su atuendo y sus movimientos sexys provocando a un espectador que valora más lo que tiene en la pequeña pantalla que lo que tiene en su salón.
  • Sobre la inteligencia. Está demostrado que la inteligencia te hace hermosa. Quiero poner como ejemplo el caso de las gueishas, cuya educación y conversación son tan exquisitas como su atuendo, y de nuevo el caso de Beyoncé, porque ella es una mujer de éxito precisamente porque sabe llevar bien, muy bien, excelentemente, sus negocios (que no son pocos).  Y este es un asunto peliagudo porque es difícil que padres que no hayan tenido oportunidades de ver potenciada su inteligencia eduquen a sus hijos en este valor y les muestren grandes investigadoras, médicos o científicas que han cambiado el mundo a lo largo de la historia, como por ejemplo Jane Goodall.
    • Pero, tal y como dijo Mary Pipher, la inteligencia intimida a los hombres, y estas adolescentes que pueden llegar a tener futuros prometedores pueden verse intimidadas en su crecimiento por duras críticas que las conviertan en personas poco populares o incluso totalmente aisladas de su entorno social.

No sé si, llegados a este punto, consideráis como yo que estas definiciones, esta presión social, es un peligro para nuestras chicas. Llevan instauradas en nuestra sociedad mucho tiempo, fueron implantadas por hombres que controlan el poder y sirven para amedrentar y someter a las mujeres antes de que se rebelen y consigan hacer todo aquello de lo que son capaces.

¿Cómo podemos enfrentarnos a esto junto a nuestras chicas?

  • Ofréceles ejemplos de grandes mujeres que han logrado estar por encima de estos estereotipos para que ellas puedan aprender cómo lo lograron otras. Buscad juntas, tal vez eso os sirva de unión.
  • Recuérdales siempre que puedas que la vida empieza cuando acaba el instituto (el lugar en el que más presión social hay del mundo), que todavía queda mucho por vivir y que grandes personalidades como Steven Spielberg, Stanley Kubrick o incluso Trey Parker y Matt Stone (los creadores de South Park) lo pasaron mal en el instituto.
  • Ayúdale a reflexionar sobre los estereotipos que transmiten los anuncios o los videoclips y compáralos con personas que conozcáis y admiréis para que pueda aprender ejemplos reales (sin Photoshop).
  • Permite que se sienta a gusto con su cuerpo y comenta con naturalidad los cambios que se han producido en el tuyo a lo largo del tiempo. Jamás compares su cuerpo con el de las modelos. Recuerda que ellas a veces hacen cosas inapropiadas para conservarlos y que las fotos siempre están retocadas.

¿Cómo tratáis vosotros estos temas con vuestras hijas? Seguro que tenéis un montón de buenas ideas que me encantaría escuchar. Si os apetece compartirlas conmigo estaré encantada de leerlas aquí abajo en los comentarios.

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Nelia Higueras + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web proyectomenteslibres.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.