13, diciembre, 2018

5 consecuencias neurológicas de la tecnología

Creo que a estas alturas estamos todos de acuerdo en que nuestros hijos viven rodeados de tecnología desde el día que nacieron y que la van a necesitar para sobrevivir en este mundo salvaje pero… ¿a qué precio? ¿Cuál es el precio que van a pagar por vivir conectados en este mundo que cada vez se mueve más rápido? ¿Cuáles son las consecuencias neurológicas de la tecnología?

Neurólogos como el dr. Francisco Mora ya han estudiado las consecuencias que el urbanismo y la tecnología están teniendo en nosotros y creo que es algo que debemos sopesar. (Neuroeducación. Solo Se Puede Aprender Aquello Que Se Ama (Alianza Ensayo))

  • La mayoría de nuestros niños no ha visto jamás un pollo o una vaca.

    consecuencias neurológicas de la tecnologíaNo sé si recordáis aquel experimento en el que se pedía a unos niños que dibujasen un pollo y ¡lo dibujaron asado! A mí me da miedo. Les compramos a nuestros hijos juguetes que tienen grabados sonidos de animales, les compramos peluches con representaciones de animales y ven dibujos en los que, de nuevo, están representados los animales.

    • No sé si se me entiende cuando digo ‘representados’. Representados significa que no ven el animal real, jamás, sino que tienen que usar su cerebro para descodificar una información en dos dimensiones en la que se han exagerado determinadas características del animal para que nos recuerde a él. Pero no es el animal, esto es muy importante que se entienda. Los niños no ven, salvo contadas excepciones, al animal, ni mucho menos interactúan con él. No interactúan con la naturaleza, interactúan con el cemento y con la arena de los parques, pero no saben nada de la vida, de si el sol sale por el este o de cómo se produce la lluvia.
  • La vista y el oído se han convertido en nuestros principales sentidos.

    La tecnología es audiovisual y eso nos ha conducido a minimizar las experiencias olfativas, gustativas y táctiles. Y estoy hablando desde comer tierra en el parque hasta tocar la crin de un caballo. O cocinar o sentir la lluvia en la cara. ¿Qué pasa si nos mojamos un poco? No es tan fácil pillar una pulmonía, no creáis.

  • La luz natural es necesaria para el correcto desarrollo del cerebro.

    Su ausencia está provocando ansiedad, estrés, neurosis y depresión en las ciudades además de provocar cambios en ritmos biológicos y en ciclos de sueño. Sin la luz natural aumentan nuestros miedos (crece nuestra amígdala cerebral) y disminuye nuestro rendimiento mental, que también se ve afectado por la temperatura y el ruido del espacio en el que los niños están aprendiendo.

  • Internet está cambiando nuestro cerebro.

    Obtenemos respuestas mucho más inmediatas de acciones cada vez más cortas. Trabajamos a corto plazo, nos cuesta cada vez más enfocarnos durante un largo periodo de tiempo en una tarea como estudiar un tema y necesitamos estímulos que nos animen a seguir en ella, interactividad. Tal vez eso sea debido a que la sustancia gris de los cerebros de los adictos a Internet sea considerablemente menor a la de otros usuarios. Esto sí que preocupa.

  • La experimentación es necesaria para el aprendizaje.

    Hubo una época en la que se solía decir que ponerle al bebé música de Mozart estimulaba su cerebro y aumentaba su coeficiente intelectual. Esto no se ha llegado a demostrar nunca pero, en cambio, escuchar y tocar cualquier instrumento sí que potencia nuestras habilidades. Para esto la virtualidad sí que puede ser útil, pero ¿quién quiere privar a un niño de sentir la vibración de las cuerdas o el tacto de la madera bien encerada? Nos estamos perdiendo mucha información sensorial.

Ya veis. Estoy hablando de cosas simples: sentir la lluvia en la cara, trabajar con luz natural, tocar a otros animales, oler sus cacas, hacer vibrar las cuerdas de un violín, concentrarnos durante cierto periodo de tiempo,… Cosas simples que pueden provocar grandes beneficios en nosotros: principalmente parar el tiempo y adaptarlo a nuestro ritmo. Relajarnos, querernos y sentirnos.

¿Y qué puedes hacer tú para cambiar las cosas?

Puede que estas consecuencias neurológicas de la tecnología te hayan parecido tan dramáticas que estés a punto de hacer las maletas y emigrar a una granja comunista. Y desde luego que ellos no tienen estos problemas. Pero sabe también que allí trabajan duro para conseguir que sus hijos vayan a la universidad y triunfen en la gran ciudad. ¿Y acaso no estamos nosotros aquí (en las ciudades) por eso? ¿Para estar conectados? Seguro que somos capaces de encontrar un término medio.

  • Pasa todos los días tiempo al aire libre con tus hijos. Dad un paseo, haced algo divertido (si es con luz natural, mejor). No se trata de congelarse en invierno, se trata de refrescar la mente y luego volver a la casa calentita.
  • Enseña a tus hijos a meditar. Cada vez más científicos avalan los beneficios del mindfulness. Sirve para concentrarnos, para fortalecer nuestro cerebro y sanarnos del estrés y la vida cotidiana.
  • Invítales a probar la música. Igual les gustaría aprender a tocar algún instrumento. Creo que es muy interesante experimentar a diario la sensación táctil de la madera o el metal y la vibración del sonido. La vida es mucho más bonita con música.

Y recuerda que a la naturaleza le encanta la diversidad.

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

2 Comentarios

  1. Marite López

    Creo que ademas de las sensaciones que tu propones hay también el valor de muchas acciones que antes nos eran cotidianas y con las cuales aprendíamos a movernos en la vida, como el compartir juegos, unos conocidos y otros inventados, compartir historias y representarlas los personajes que generaban nuestra imaginación, que no era mas que la imitación de acciones y hechos que veíamos en el entorno de nuestros adultos, todo eso ahora esta relegado, y en función del tiempo que se pasa delante de las computadoras,. Como tu dices hay que buscar el termino medio y dar cabida a la formación tecnológica y también a la que acerca a los niños al mundo real, porque haremos así adultos mas fuertes y con mas recursos mentales para enfrentar los problemas.

    Reply
    1. Nelia Higueras

      Sí, justo eso: el contacto con la naturaleza (y con otros iguales) y crear cosas desde la nada. Empezar por lo simple e ir progresando hacia lo complejo. Es muy loco que los chicos sepan programar pero no hacer fuego u orientarse con las estrellas.

      Reply

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Nelia Higueras + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web proyectomenteslibres.com + info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.