25, Marzo, 2017

5 claves para ver la tele con criterio

ver la tele con criterio

La tele se puede ver bien o se puede ver mal. ¿Cómo se puede ver bien la tele? Pensando. Hoy quiero enseñarte en qué debes fijarte para ver la tele con criterio.

  • El tiempo real vs el tiempo de la tele

ver la tele con criterio

Las cosas que vemos en la tele no ocurren a tiempo real. Sí, son en directo algunas, es cierto. No es de eso de lo que hablo. Hablo de que las imágenes, noticias, programas, reportajes que vemos están condensados en el tiempo. Es decir, que se han grabado y luego se han cortado trocitos para hacer la experiencia de verlo más intensa. Para contarnos en menos tiempo más cantidad de información.

Y esto es algo que debemos tener en cuenta porque la vida no es tan frenética. Podemos llegar a pensar que la media hora de tele que hemos visto es más interesante que nuestras vidas porque han pasado millones de cosas más que si hubiéramos tenido la tele apagada, pero quiero hacer notar que esto es solo una ilusión y que el objetivo que tiene es engancharnos a este ritmo frenético.

  • Cuánto tiempo se le da a cada tema

ver la tele con criterio

En la tele la importancia se define por el tiempo que se le dedica a cada cosa. Por ejemplo, las cuatro horas de Sálvame (aunque hablen de temas banales) son más importantes que la media hora de noticias (en las que no se dedican más de tres minutos a cada tema).

Así, simplemente por repetición, se nos va a quedar mejor la información que nos dé Sálvame que la de las noticias. Y esto también es intencionado.

  • El montaje es intencionado

ver la tele con criterio

El montaje son los cortes que se hacen para no ponernos todo lo grabado sino solo lo importante. La cuestión aquí es que quién decide lo que es importante es el periodista o el realizador y esa decisión es subjetiva.

Lo importante significa “aquello que yo quiero destacar”, “aquello que me interesa destacar“. Y esos intereses corresponden a razones económicas (los inversores deciden la línea editorial) de modo que si lo interesante es meterse con tal partido político, eso es lo que se hará en todos los programas y con todos los formatos. La repetición, de mil maneras diferentes, vuelve a ser la clave.

  • Las palabras complementan a las imágenes

ver la tele con criterio

Las imágenes son emocionales y las palabras son racionales. Cuando nosotros vemos imágenes de los refugiados por ejemplo, sentimos lástima, indignación, repulsión. Eso es emocional. Las palabras se usan como complemento para explicarnos que la culpa de que nosotros nos sintamos tan mal es de tal gobierno o tal decisión. Así nosotros canalizamos nuestras emociones culpando a quien nos dice la tele que debemos culpar. Han usado una emoción para meternos una información sin que dudemos de su veracidad porque estamos indignados y queremos una solución fácil a nuestro disgusto.

Para ayudarnos a tomar distancia y ver la tele con criterio es bueno que veamos canales de diferentes inclinaciones políticas. Así, aunque ganemos algún que otro cabreo, veremos diferentes puntos de vista sobre un mismo tema y eso nos ayudará a decidir qué argumento nos convence más.

  • La música es emocional

ver la tele con criterio

La música en la televisión siempre se usa con fines emocionales. Se usa en los titulares de los noticiarios para dar la sensación de muchas noticias condensadas en poco tiempo (lo que significa que vas a usar bien tu tiempo quedándote) y se usa en los programas y reportajes para hacer resúmenes de procesos que duran mucho en el tiempo y los queremos resumir (para quitarles importancia). Así la música te dice cómo debes percibir las imágenes que te ofrecen. Si con alegría, con prisas, con pena, con indignación o con lo que sea.

Es bueno que seamos capaces de distinguir cuando hay una música o no porque ese momento será más emocional y por lo tanto más manipulador. Y si nos damos cuenta será más difícil que nos consigan manipular.

¿En qué te fijas tú cuando ves la tele? ¿Haces lo posible para ver la tele con criterio o te dejas llevar por la corriente?

About The Author

Desde siempre me han interesado los medios de comunicación actuales y la influencia que ejercen sobre la sociedad. Y por eso decidí dedicarme a la publicidad. Primero a la publicidad corporativa en un estudio de identidad corporativa propio, en el que desarrollé multitud de funciones desde diseño gráfico, fotografía, ejecutiva de cuentas o responsable de calidad. Y más tarde vine a Madrid donde he trabajado como creativa para grandes cuentas. Pero esto no ayuda a la gente. Vivimos desinformados de tanta sobreinformación y quiero ayudar, sobre todo a nuestros jóvenes, a desentrañar este mundo y sus fuerzas de poder. Esa es la razón por la que he fundado Proyecto Mentes Libres, para ayudar a los chicos a ser libres, enseñarles a evitar la manipulación mediática y que conozcan bien los medios de comunicación actuales para que nadie les ate a una realidad que solo existe para el poder.

Related posts

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando, entenderemos que aceptas el uso de nuestras cookies. Más información

La configuración de cookies de Proyecto Mentes Libres está pensada para proporcionarte la mejor experiencia posible. Si continúas navegando sin cambiar tu configuración de cookies o si haces clic en "¡Acepto!" significa que aceptas nuestras cookies.

Entendido